miércoles, 14 de noviembre de 2012

Un añito de Water Jump

Hoy hace un año y unas horas "afrontaba la primera ría" y dejaba mi primer artículo en la bloggosfera. Tras este tiempo no me queda más que agradecer a aquellos que me siguen y apoyan para que no deje de hacer algo que me gusta, me ayuda y sobretodo me motiva.

Por muchas rías más.


PD: El propósito para "el año nuevo waterjumpense" es tener una media de post por semana, como mínimo. Pero sin escribir por escribir.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Keepgoing---Suplementando un sueño

Hoy ha llegado a mi casa esta mercancía:


La marca de nutrición deportiva Keepgoning ha tenido a bien incluirme en su lista de deportistas. La mano que me han tendido será de gran ayuda de cara al durísimo año de entrenos en el que ya estoy totalmente metido.

Cualquier apoyo para sustentar los sueños es bien recibido y más cuando se trata de una marca de las "gordas"; y no es por tirar flores a aquellos que me ayudan. Solo ver la reacción que han tenido, al saber la noticia, los runners que me rodean y la confíanza que tienen  en los productos Keepgoing, hace que te des cuenta de lo afortunado que eres.

Poco a poco os iré contando mis experiencias con cada uno de los productos que vaya probando. De momento, en la primera remesa estoy utilizando los productos Full Energy naranja y limón (bebida energética para estar a tope antes, durante y después del entreno diario), TriforZa (carbohidrato de rápida absorción para recuperar tras las sesiones más duras) y Aminoácidos Ramificados (para una rápida recuperación muscular).

Feliz día...y como diría Super Ratón:  "No olviden vitaminarse y supermineralizarse!!!"




jueves, 25 de octubre de 2012

Esos Locos Bajitos

Este curso he empezado a trabajar con una escuela deportiva en un par de colegios. Hacía mucho tiempo que no entraba en un centro de enseñanza primaria en pleno curso. Ya no recordaba ese silencio sepulcral que invade los pasillos durante las clases; ni como se rompe en mil pedazos al sonar el timbre. En segundos a tu alrededor todo son gritos, risas, llantos, carreras, golpes... 

En ese momento subir por las escaleras se convierte en la experiencia más parecida a pasear por un manicomio que pueda haber. En cada rellano suceden cosas que serían imposibles de ver en cualquier otro lugar que no sea alguno de los dos mencionados.

De pronto te encuentras con un grupo de adoradores del flan que contagian su fanatismo a todo el que pasa al grito de "¡¡¡Hay Flan de Postreeee!!!". Sembrando a su paso una alegría loca incontrolable, deshaciendo el trabajo que un día hizo el caballo de Atila. Sin tiempo para recuperarte de tanta efusividad por la leche asada, unos escalones más abajo encuentras la cara opuesta de la moneda. Ahí está, frente a tus ojos, el llanto más desgarrador, la pena más extrema, el dolor más inconsolable; y todo, por amor... por amor a esa pulsera de moda (de moda unos meses cada año desde que yo era pequeño) que "el tonto de Pablito" le ha robado y ha medio deshecho, echando por tierra un montón de tiempo de trabajo y esfuerzo...unos 30'
 minutos, que según su escala temporal están próximos a ser una eternidad. No obstante, lo que ella no sabe es, que tras el vil acto del "tonto de Pablito", no hay más que ganas locas de llamar su atención. Ya que, "el tonto de Pablito", está completamente colado por ella y cree que ese es el mejor modo de que se fije en él (no es que las técnicas de seducción se depuren mucho con el paso del tiempo).

Pero mi imagen favorita, la que más he disfrutado y envidiado, es la que encontré en el último tramo de escalera. Un niño solo dando estocadas a diestro y siniestro. Librando una feroz batalla a capa y espada (a mandilón y regla, para los ojos más envejecidos) contra una legión de enemigos imaginarios, pero sin duda más reales para él que la prima de riesgo o la crisis. Defendiendo con su vida aquel rellano, ajeno a miradas curiosas y, por suerte, no tan marchitas como para no entender lo que admiran, como la mía.



Me vuelven loco, no me hacen mucho caso y van a una velocidad a la que hace años que no voy; pero me chiflan sus ocurrencias y creo que voy a disfrutar y aprender de ésto mucho más que ellos. Al menos intentaré volver a alargar la sonrisa que el tiempo, vil ladrón de sueños y alegrías, me ha ido recortando.

Hoy hace un año de esta imagen. Un niño en Iten jugando al fútbol con una piedra, ajeno al mundo en el que vive. Solo existe él y la piedra...perdón, el balón

Reflexión: De niños somos seres sinceros, capaces de reír y llorar de la forma más sincera y real; de emocionarnos y disfrutar de las cosas sin complejos ni prejuicios. Tristemente eso lo vamos perdiendo sin apenas darnos cuenta a medida que envejecemos. Y sin embargo, tanto los mayores como "el tonto de Pablito", tenemos algo en común. La incapacidad para trasmitir nuestros sentimientos de forma abierta y sin contenciones...Supongo que es por eso que el mundo está como está.  

lunes, 22 de octubre de 2012

Vuelven los dobletes + Carlos Landín

Los días de la temporada 2012/2013 van cayendo y las cosa se va endureciendo cada día más. Hoy ha llegado el primer doble entreno de la temporada. Poca cosa para empezar a acostumbrarse a calzarse las zapatillas dos veces al día olvidándose de lo mucho que te duelen las "patas".

Por otro lado, hoy en el blog de Jesús Francisco Aguilera Moreno "Mis Atletas" sale publicada una entrevista con uno de los mayores estudiosos del atletismo nacional, aparte de uno de los mejores entrenadores, que tengo el gusto de conocer. El Señor Carlos Landín. 

A día de hoy puedo considerarme nieto deportivo de este hombre; pues es uno de sus discípulos, Elisardo de la Torre, el que guía mis pasos atléticos.

La entrevista no tiene desperdicio y en ella queda patente uno de los rasgos característicos de este erudito del entrenamiento. Le encanta exponer sus ideas y en cuanto le das pie, te ametralla con un torrente de datos, los cuales acaban por ahogarte haciendo que te des cuenta de lo mucho que te queda por aprender. 

Espero que la disfrutéis tanto como yo.



miércoles, 17 de octubre de 2012

Volver a Empezar

El reloj marca las 8:30 de la mañana y de mi movil empiezan a salir las notas del Canon de Pachelbel. Es la melodía del despertador. 

Ninguno de los dos elementos es casual, ni la hora (para un tío de números como yo, pronto deduciréis por donde van los tiros), ni la música que suena. A ella asocio las más bellas imágenes de la ciudad que ahora observo desde mi ventana y a la que tanto quiero. Hacía tiempo que no la escuchaba y, en cierto modo, agradezco que vuelva nuevamente a marcar el inicio de mis días. Para una persona que ama tanto lo que hace, tomarse unas vacaciones supone un esfuerzo indescriptible y, haber estado más de dos semanas sin correr, es un logro para mi ansiosa mente. No obstante, lo conseguí y siento que el regreso a la rutina diaria lo hago con más ganas y fuerzas que en ninguna de las temporadas precedentes.

Sin embargo, contar tópicos tipo "será una temporada larga y llena de retos. Estoy ilusionado y listo para luchar por superarme nuevamente" es ser redundante y resulta una perogrullada para cualquiera que esté leyendo estas líneas. De modo que me limitaré a decir que hoy estoy feliz por volver a calzarme unas zapatillas y salir a correr. Estoy feliz de "Volver a Empezar".



Mañana me levantaré a las 8'29...o antes

PD: El post sale con un poco de retraso. Ya llevo 7 días corriendo y como diría un sabio inglés "Piernas duelen"

domingo, 16 de septiembre de 2012

Dolores de Campeonato

Amanezco hoy con extrañas sensaciones. Mi cuerpo es un cúmulo de molestias, dolores, pesadez y cansancio. La vitalidad de los últimos días parece haberse perdido entre las sábanas esta noche. La busco desesperado mientras hago la cama, pero ya no está ahí se ha ido mientras dormía y ha dejado en su lugar lo mismo que Atila dejaba a su paso.

Camino de la cocina mi maltrecha anatomía me deleita con los "Grandes Éxitos" de mis lesiones pasadas. Todas tienen su momento de gloria. "El Aquiles y la Entesiti del Infierno", "Fascitis Galopantix", "Lumbalgia Aguda feat Psoas Acortado"... El elenco de grandes dolencias es inigualable y se van alternando para ofrecerme la mejor versión de ellas mismas.

Mientras mojo el bizcocho en el café trato de buscar en mi memoria la respuesta a "¿qué he hecho yo para merecer esto?". Algunas respuestas vienen a mi casi de inmediato. Es la semana 53 de la temporada, he recorrido más de 6000 km, enlazando semanas de 140 km como si fuera sencillo, intensidad, intensidad y más intensidad, he desoído todas las peticiones de tregua de mi maltrecho cuerpo. Quizás éste sea el castigo por mis "pecados". Pero, ¿por qué ahora? Justo cuando llevo tres días de "relax", justo hoy cuando...¡¡¡Ah!!!, ahora lo entiendo todo.

Ya recuerdo la última vez que me sentí así. Y no hace mucho, pero parece que ha pasado un largo tiempo desde entonces. Fue hace menos de un mes, tres semanas exactamente. En aquella soleada mañana del domingo 26 de agosto mi despertar fue igual de descorazonador que el de hoy. La rabia me inundaba al pensar lo bien que había llegado a aquella jornada y que justo en el momento de la verdad a mi cuerpo le daba por revelarse contra mi. 

Esa fue la mañana del Campeonato de España de Pamplona y ésta es la mañana del Campeonato de España de O Barco. Dos carreras de campeonato, dos despertares aterradores. Entonces me sobrepuse e hice mi mejor carrera en Campeonatos de España al aire libre. No por el resultado final (que también), sino por las actitudes; esas cosas que no salen en ninguna clasificación, ni en ningún palmarés pero que marcan la diferencia entre ser un buen atleta y uno mejor, entre la satisfacción personal y la completa paz interior. 

Hoy mi cuerpo ensaya de nuevo. Se conecta con todos los rincones de mi anatomía, porque sabe que los voy a necesitar. Y en esas conexiones encuentra mensajes desoídos, enterrados, olvidados; que ven su oportunidad de salir a la luz y lo hacen en tropel. Pero eso no cambia el hecho de que estoy preparado; es más, se reafirma tal circunstancia.

Hoy a las 20:00 en O Barco de Valdeorras Campeonato de España de Milla en Ruta. No es mi fuerte (o eso parecía) pero las barreras y las ideas preconcebidas se hicieron para superarse, para apoyarse en ellas y  llegar más alto.

"Los único límites en tu vida son los que tú mismo te pones. Cuando te atreve a salir de tu círculo de comodidad y a explorar lo desconocido, empiezas a liberar tu verdadero potencial humano"    

Haciendo caso omiso a las sensaciones (Pamplona 2012, cortesía de www.fotorunners.es)


Exploremos pues...



viernes, 24 de agosto de 2012

Solo Datos...Cto España Absoluto

Este fin de semana se disputa el 92º Campeonato de España Absoluto de Pista al Aire libre en el estadio de Larrabide de Pamplona. (dato)

De los 564 atletas que tomarán parte, uno seré yo. (dato)

Lo haré el la prueba de 3.000 metros obstáculos y será mi 7ª participación en uno de estos "saraos". (dato)

Estoy inscrito con la 9ª mejor marca de los participantes. (otro dato)...contrastar aquí: inscritos

La final de 3.000 obstáculos se disputará el domingo 26 a las 21:25 (dato). No se si correr con la camiseta del equipo o en pijama. (chascarrillo)

Será retransmitido en directo por Teledeporte (último dato).

El atletismo y yo agradeceremos vuestra asistencia (hecho).


sábado, 18 de agosto de 2012

El Siguiente Paso

Hola de nuevo. Hace tiempo que quería volver a escribir, pero no encontraba motivo alguno para hacerlo. No era que me faltasen temas sobre los que hablar o experiencias que narrar. Simplemente lo dejas pasar y el listón va subiendo poco a poco hasta que es imposible sobrepasarlo.

De modo que lo mejor será reiniciar el asunto como si no hubiera pasado nada y esperar a que la desgana no se vuelva a apoderar de mi. 

Vuelvo a escribir justo en el momento decisivo de la temporada... Bueno, en realidad esos momentos fueron otros más grises que ya pasaron y en los que no dejé (ni me dejaron) que la desesperación me apartara del camino que había escogido. Momentos que han hecho que llegue, a falta de una semana para el Campeonato de España de pista al aire libre, en mi mejor momento de forma de siempre.

No hace mucho que tenía esa misma sensación sobre mi estado físico. Ni es la primera, ni la segunda vez que, llegada la hora de la verdad, creo estar preparado para dar el gran salto adelante. Con el trabajo hecho, y bien hecho, mis viejos temores reaparecen y se centran en la negativa experiencia que llevo a mis espaldas, la que ha sido alimentada por años y años de trabajo sin recompensas, de expectativas incumplidas, de ceguera ante el éxito y recreación ante el fracaso, de muchos momentos clave en los que no supe abandonar mi círculo de seguridad y por ello ni obtuve el premio que buscaba, ni exploré mis límites.

No obstante, esta vez tengo una ventaja, esta vez ya me siento ganador. Ya he sentido la emoción del triunfo en mis carnes, he disfrutado del proceso y he visto como el saber levantarme me ha llevado a ser mejor, lo he disfrutado en soledad o con la compañía de esos pocos que de verdad importan. No hay marcas ni resultados que lo ratifiquen oficialmente (aun), pero como ya dije una vez por estos cyberlares a día de hoy soy mejor atleta de lo que era al principio. La batalla por mejorar está ganada.

Por delante ya no hay un gran salto, solo un pequeño paso. Darlo solo DEPENDE DE MI. 

sábado, 26 de mayo de 2012

Los Mismos Once Cabrones

"El domingo me cargaría a todos los jugadores. El martes, sólo a ocho. El jueves creo que los culpables son sólo dos o tres. Al final acaban jugando los mismos once cabrones de siempre".
- John Benjamin Toshack-

Recuerdo exactamente donde estaba y lo que hacía mientras escuchaba al Señor Toshack pronunciar esta frase. Como diría Forrest Gump: "Es curioso las cosas que uno puede recordar". De aquella, yo no era más que un niño que comenzaba a sentir auténtica pasión por el deporte; y que desconocía la importancia que éste iba a tener en su vida. No obstante, fui consciente de que aquellas palabras, pronunciadas con el típico acento del técnico galés, tenían un significado más profundo que el descubrir que por la radio la gente también decía palabrotas.

Con el paso del tiempo y las experiencias me fui dando cuenta que tras aquella frase se escondía una máxima inquebrantable del deporte y, generalizando más, de la vida. "Levántate tantas veces como caigas, o incluso una más". El fiasco puede ser tremendo, el fracaso estrepitoso, la herida en tu orgullo mortal de necesidad, puede querer tirarlo todo por la borda y abandonar. Pero es entonces cuando salta es algo que nos hace especiales, ese algo que nos ha llevado allá donde estemos, aquello por lo que seguimos haciendo lo que hacemos, y nos hace ver esa pequeña luz de esperanza,  ese clavo ardiendo al que agarrarse para seguir adelante. Ese es primer paso para el renacer de la ilusión; en menos de lo que piensas todo será un mal recuerdo y el nuevo horizonte parecerá más apetecible y cercano que el que dejaste atrás. Y todo habrá vuelto a empezar.

jueves, 24 de mayo de 2012

El Insomnio del Derrotado

Hacía tiempo que no experimentaba esta ingrata sensación. El cuerpo, dolorido y cansado, es incapaz de acallar los martilleantes, y poco productivos, pensamientos que me mantienen alejado de los dominios de Morfeo. 

La derrota es una mala compañera de cama, sea como sea  la naturaleza de la misma. Pero es peor si el que te infringe tal castigo eres tu mismo; ya sea porque te falla tú físico, como en último termino me ha pasado hoy a mi, o porque es tu mente la que decide acabar contigo, de esta versión he tenido bastante más ración hoy... y ayer... y antes de ayer...

El resultado es yo, a las 2:20 de la madrugada, lamiéndome las heridas sin visos de poder soñar con lugares mejores. Revisando nueve meses de duro trabajo  que a estas horas están en el alero, por incomparecencia mental y competitiva en el momento de la verdad. Un objetivo trabajado hasta límites insospechados, que me ha llevado a niveles físicos que tiempo atrás consideraría de otra dimensión; y que en su momento culminante se escapa irremediablemente como arena entre los dedos. No soy amigo de juzgar el proceso en base al resultado, pero a estas horas de la noche solo alcanzo a recordar que hoy no he cumplido conmigo mismo. 


martes, 22 de mayo de 2012

Tomamos el Mando

Ya hace mucho tiempo, quizás demasiado, que este blog languidecía, abandonado a su suerte por su creador (osea yo) en algún rincón de la red de redes. Lo siento pero se me había secado el caudal y todos los intentos de postear terminaban en la papelera virtual de mi escritorio. Pero la inspiración ha vuelto; y lo ha hecho gracias a vosotros, compañeros y amigos atletas, que habéis hecho que recobre la creencia de que un mundo mejor es posible y que en nuestra mano está el cambiar las cosas al fin.

Este arranque de entusiasmo revolucionario se debe a que ha llegado la hora de decir basta, se acabó, hasta aquí hemos llegado. El atletismo se muere y nadie es capaz de ponerle freno. Clubes incapaces de mantener sus equipos, federaciones anquilosadas, carcomidas por amiguismos y "abrazafarolismos" que no pueden asistir a las competiciones de autonomías, escuelas deportivas guiadas por la incompetencia, el egoísmo y la sinrazón, rencillas pasadas nunca olvidadas y trasmitidas de generación en generación, casi como único legado en este deporte. Pues no, nunca más. Al menos, no con mi (nuestro) silencio conformista legitimando este asesinato a sangre fría.

Siempre se nos ha señalado, al colectivo de atletas, como un grupo individualista, egoísta, desinteresado de la realidad de nuestro deporte. Meras marionetas de un circo de tres pistas, en el que lejos estamos de ser la atracción principal. Acostumbrados a que nos lo den todo hecho sin dar más que quejas a cambio. Mirando para nuestro ombligo, ajenos a la realidad que nos rodea. Un colectivo al que vale la pena puentear y cuya representación es un instrumento más con el que controlar. Pues eso no es así; cierto es que somos en nuestra mayoría islas en medio de la nada, pero ya hace mucho que se inventaron los barcos, los aviones...los puentes de unión que han comenzado a funcionar apremiados por el desmoronamiento irremediable del sistema. Si queremos que esto siga vivo es el momento de dar un paso adelante. Para tal fin surge esta plataforma de atletas ( @Tomamoselmando ) y nuestra primera acción conjunta será acudir, si el sistema lo permite, al torneo federaciones por nuestros propios medios. Esto suena a película de Hollywood pero es así, sólo unidos subsistiremos y sólo unidos venceremos.

Esto no puede morir, no puede llegar el día en que tengamos que explicarle a nuestros nietos qué era el atletismo asturiano.

Hoy 22 de mayo nosotros "Tomamos el Mando".

domingo, 11 de marzo de 2012

Momentos de Fortuna

"Cuanto más entreno, más suerte tengo"-Gary Player (golfista)-

Hace poco más de un año, en la recién estrenada pista cubierta de Sabadell, se disputaba la Copa del Rey de clubes. David Testa, tras años encadenando lesiones con procesos inacabados de recuperación, parecía de nuevo listo para dar el salto al primer plano del 400 español. Las primeras competiciones no arrojaban buenos resultados, pero los entrenos estaban ahí y había llegado el día de poner las cosas en su sitio. Y por un instante todo pareció volver a fluir. 

Pero entonces llegó la fatídica calle libre, ese instante en el que el más mínimo detalle acaba con tus esperanzas en la basura, y Testa acabó dándose un paseo por la calle tres llevado por un codo enemigo que le invitaba a dejar vía libre a otros intereses. Esa excursión lejos de la cuerda supuso mucho más que uno metros extra, convirtió lo que podía ser un nuevo comienzo en una mala tarde más y lo que era una confianza renacida en un mar de dudas embravecido. La caída por la espiral autodestructiva fue imparable y el resultado, una nueva lesión que le dejaba al borde del KO atlético.

Un año después en el mismo escenario, David se dispone a afrontar de nuevo la confirmación de que ha vuelto. Pero esta vez algo ha cambiado. El que ahora se coloca en los tacos de salida ya no es el mismo hombre de hábitos desordenados y barriguita feliz. En esta ocasión el resultado es un paso más del proceso de transformación que en los últimos meses ha vivido como atleta y como persona. Desde que decidiera darse esa última oportunidad ha sido consecuente con sus elecciones y día tras día ha ido construyendo como el mejor atleta que él podría llegar a ser. Ese camino le ha llevado a confiar más en sí mismo, a olvidarse del dolor, a disfrutar de nuevo corriendo y ahora llega el momento de medir la magnitud de su logro.

Pero hay que superar aun un duro escollo, la temida calle libre. No obstante, la suerte siempre está de tu lado cuando la invitas a tomar una copa. Su buena actuación en las semis le han llevado a ocupar la calle cinco, por encima de él tan solo un Mark Ujakpor en estado de gracia, nadie le puede cerrar. Llegado el momento fatídico no hay codos enemigos todo fluye sin áridas batallas. Una curva por la raya de la calle dos ha dejado de ser una sentencia de muerte para convertirse es una autovía hacia el cielo. El cielo de Estambul exactamente. Ya que la marca de 47.17 que pone de nuevo a Testa en el primer plano nacional sirve también para acabar de sacar el billete mundialista del relevo 4x400.

Mark Ujakpor, David Testa, Samuel García y Xavier Carrión

Ese mismo relevo que ayer, en una brillante semifinal plagada de casualidades (o causalidades, que diría un amigo mío) se clasificó para la final de un Campeonato del Mundo. Lo que les abre muchas puertas, no solo atléticas, y facilita enórmemente su camino hacia los Juegos Olímpicos.

Esta tarde partirán de tacos sabiendo que, como poco, son sextos del mundo...de ahí para arriba todo es cuestión de momentos de fortuna. Pero para que ocurran hay que estar ahí y tener la preparación para poder aprovecharlos.

I´m On My WaY!!!


Mucha Suerte Chavalada 

jueves, 8 de marzo de 2012

Punto y Seguido

Pasan ya varios días desde el Campeonato de España de cross y, siendo sincero, apenas tengo nada interesante que contar. Pensé que, siendo la carrera en mi casa, rodeado de mi gente, habiendo hecho un papel muy digno, consiguiendo al fin sacarme la espinita que tenía clavada con esta carrera, y desarrollándose la competición en unas condiciones tan "épicas", me sería más fácil escribir algo "resultón" para el blog; pero no ha sido así.

Hay días en los que terminas de correr y sientes que has hecho exactamente lo que tenías que hacer. Que eso es lo que vales y que no has te has dejado nada en el tintero; pero tampoco has tenido ese extra que te hace ir más allá. Has cumplido pues con lo que busca todo atleta que es dar en la competición aquello que tienes dentro, si es posible más pero nunca menos. El domingo, en el Parque Fluvial, esa era mi sensación al pasar la línea de meta. Analizando la carrera, fue la mejor que pude hacer. Salí adelante pero sin locuras, en mi sitio, superé el bache de mitad de carrera sin grandes pérdidas (esta vez fue en la tercera vuelta, cuando perdí un poco de comba con el segundo pelotón de carrera) pero me repuse y supe mantener la ambición cuando el agotamiento llamaba a la puerta, pidiendo a gritos un poco de tregua prematura.

Al final un 24º puesto (30º contando a los extrajeros-no nacionalizados. Sigo sin entender que pitan corriendo un Cto de España) que me deja feliz pero no contento, que diría un británico amigo mío. Al fin rindo como es debido en este Campeonato, pero ahora que ya he dado ese paso me ha entrado prisa por ir un poco más allá. Veo que es posible disputar plazas más adelantadas y que, si trabajo en la misma línea que lo he hecho este invierno, pronto podré mantenerme en ese segundo grupo que da acceso a los puestos del 7º al 20º.

Es pues, una buena manera de poner el punto final a la temporada invernal.

Pero esto no se para y, tras unos días de regeneración física y mental, ya estoy ansioso por seguir adelante con el gran objetivo del año...

Es tiempo de Obstáculos. 

sábado, 3 de marzo de 2012

El Peso de la Experiencia

"La experiencia es un grado" reza el refranero español. Es la que da mesura y calma tus acelerados pensamientos en las horas previas a la competición. La que te dice que, tras varios días entrenando lo justo para que tu cuerpo se acuerde de lo que es correr, es imposible que estés cansadísimo. La que te recuerda que ese dolor que sientes en X parte del cuerpo no está ahí sino en tu cabeza. Pero sobre todo, es la que a la hora de la verdad te dirá que es lo correcto y que no, cuando puedes dar aun más y cuando ha llegado el momento de reservar si quieres salir de esta por tu propio pie.

No obstante, mi frase favorita, y más acertada con relación al bagaje vital, es aquella que dice que "Experiencia es el nombre que damos a nuestros errores". Nos recuerda que nuestra concepción de las cosas es engañosa, incompleta y subjetiva; susceptible de variar drásticamente tras la próxima metedura de pata. 

Para mi el de mañana será mi séptimo Campeonato de España de Cross en categoría senior. Mis resultados hasta la fecha han sido cuanto menos decepcionantes. Dos retiradas físicas, otras dos mentales (mi cuerpo llegó a meta, pero mi espíritu se quedó por el camino) también calificables como "cagadas monu-mentales" y dos participaciones en estados de forma deplorables, con resultado acorde al estado. Mi mejor puesto es un 47º (en una de las "cagadas monu-mentales", Tarancón '08). La experiencia me dice pues que independientemente de mi estado físico, psíquico o espiritual, la cosa no pinta bien de cara a la carrera de mañana. Además, si seguimos en la línea de hacerle caso a la sabiduría popular, yo nunca he oído decir algo parecido a "a la séptima va la vencida". De modo que ni por esas.

Pero si tiramos de lógica proposicional y juntamos las dos frases entorno a las que gira el post de hoy, concluimos que si "La experiencia es un grado" y "Experiencia es el nombre que damos a nuestros errores"; por lo tanto, " Nuestros errores son un grado"...y queda claro que de esos tengo para escribir por lo menos una entrada en el blog. 

Más allá de bromas, lo que mis experiencias me han enseñado es que son, en un porcentaje elevadísimo, creencias estúpidas, irracionales y limitantes. La única forma de romper con esta mala racha va mucho más lejos de ajustarse a unas frases de un libro de refranes. Se limita a liberar la mente de toda idea preconcebida y escuchar aquello que el cuerpo ordene. Lo he entrenado mejor que nunca, él ha respondido a todas mis exigencias, se ha transformado y no es el mismo que comenzó la temporada, mucho menos que el que corrió cualquiera de los Campeonatos anteriores; ¿por qué imponerle cargas que no tienen nada que ver con él? Dejemos que sea él quien dicte las nuevas normas. Si conseguimos que así sea, si damos el 100% de nuestro potencial actual, los números quedan a un lado, habremos conseguido el objetivo y no quedará más que estar satisfecho.

Nos vemos mañana. Deseo que todos lo disfrutéis.

jueves, 1 de marzo de 2012

Un día sin Inspiración

Cada día lo primero que hago al levantarme es subir la persiana y, aprovechando la luz natural, leo la reflexión diaria de un libro titulado "Una inspiración para cada día".  Su autor es Robin Sharma, el mismo que escribió "El monje que vendió su Ferrari", libro que considero mi Biblia personal y que recomiendo encarecidamente a todo el mundo. 

El primero de ellos se presenta en formato agenda, con una página por cada día del año. En cada una aparece un párrafo que ofrece una breve reflexión que pretende activar nuestras mentes haciéndonos meditar sobre diferentes aspectos de nuestra existencia. Voy leyendo día a día, prohibiéndome mirar lo que me espera al día siguiente hasta que llegue el momento anteriormente descrito. De modo que tenía una cierta curiosidad por lo que pasaría con el día 29 de febrero. ¿Habría previsto el señor Sharma un texto especial para ese día que tan solo existe cada 4 años?...pues no, el día extra de los años bisiestos es un día en blanco, un día sin inspiración.

Aunque, por lo que llevo sin escribir en este blog, se deduce que llevo unos cuantos días más sin que las musas vengan a visitarme o, al menos, sin que se traduzca sobre "el papel". Lo cierto es que creí que había pasado más tiempo desde mi última entrada; y tan sólo han sido 15 días. Eso me hace pensar que estoy realmente llenando mis días de vida y no mi vida de días. Es algo que hace que uno se sienta aun más satisfecho si cabe con la vida que ha elegido vivir.

Muchas cosas han pasado en estas dos semanas de silencio bloguero. Ya he hecho parada en tres de las cuatro estaciones previstas para finalizar el viaje invernal; y de momento el balance es mucho más que positivo. Campeón de Asturias de Cross, Subcampeonato de España de Cross por equipos (con una notable actuación individual, que ahora comentaré) y finalmente, este pasado fin de semana, noveno en el Campeonato de España de 3000 en pista cubierta, consiguiendo mi mejor marca bajo techo con 8'10.

Esta última ha sido la actuación que peor sabor de boca me ha dejado hasta el momento. Mirando los números no puedo quejarme en absoluto. Marca personal indoor en una carrera saturada de gente, con mucho barullo y constantes cambios de ritmo; que están lejos de adaptarse a mi entrenamiento actual, más enfocado al cross y, por tanto, a soportar ritmos altos pero estables. Sin embargo, el mayor "pero" que le puedo poner a mi actuación es mi actitud mental. Paso más tiempo luchando contra mis fantasmas internos que contra mis rivales en carrera. Antes de pasar el 1500 ya se me había pasado por la cabeza abandonar al menos tres veces. Está claro que éste es un enorme lastre que llevo conmigo y que tengo que aligerar si quiero que mi entreno dé los frutos que pretendo.

Pero no todo fueron contrariedades en este Campeonato. Me alegro de haber asistido en primera persona a la confirmación del renacer de David Testa. Demasiados años de lucha contra las lesiones que le dejaron al borde de la muerte atlética. No obstante, ha sabido levantarse y a día de hoy es mucho mejor atleta de lo que nunca ha sido. A buen seguro, pronto se traducirá en un verdadero salto de calidad cronométrico. De momento lo que ha logrado y en lo que se ha convertido es más que admirable...¡¡¡y al fin he conseguido verle levantar los dos brazos a la vez para celebrar algo!!!

Diametralmente opuesta fue mi actuación en las orillas castellonenses del Mediterrano. Decimoprimer puesto y mejor asturiano de la prueba (lo cual es un mérito viendo como están los jóvenes); carrera casi perfecta,en progresión, acabando muy fuerte. Satisfecho en un 99%.

Pero para mi la mayor satisfacción es el poder disfrutar de un logro colectivo en un deporte tan individual. Desde que la  Universidad de Oviedo debutara como equipo en el nacional de Cross Corto, allá por el 2008 con un brillante bronce (llegar y besar el Santo), el nivel del campeonato ha ido subiendo año a año como la espuma. Competimos contra clubes que, apoyados por un gran poderío económico (en ocasiones ficticio, pues el último campeón dejó a deber a sus atletas un par de años de ficha), cuentan en sus filas con atletas extranjeros de gran nivel, unidos a lo mejorcito del panorama nacional. Es por ello motivo de mayor orgullo conseguir que nuestro club, con una economía limitada pero eficiente e integrado únicamente por atletas asturianos (salvo un leonés que, si aplicamos el tema de los territorios históricos al más puro estilo vascongado, podríamos considerarlo integrante de propio derecho del Glorioso Reino Astur) haya conseguido desde ese citado 2008 todos los puestos posibles entre el 3º y el 5º, abriendo en Marina d'Or un poco más el abanico, al subir al segundo cajón del podium. El objetivo, claro está, es mantenerse, pero podemos un poco más. Aun que para ello tendremos que rayar la perfección.

C.Alonso, P.Alonso, D. Bayón, R.Alaiz,J.C.Álvarez y M.Peón


Y ahora llegó el momento de ponerle la guinda al pastel. Toca volver al Parque Fluvial. El cual nos espera con un impresionante lavado de cara. El que dudara de la capacidad del lugar para acoger un Campeonato nacional de cross, se va a tener que tragar sus palabras; ya que, en mi modesta opinión, el domingo correremos en el mejor circuito que haya albergado un Campeonato de España en muchos años, tanto para el atleta como para el público. Sólo queda estar a la altura de las circunstancias y aspirar a formar parte del espectáculo.

No puedo cerrar esta entrada sin expresar mi felicidad por poder compartir el cross del domingo con mi amigo y hermano de otra madre, José Benito López Pastoriza (JB para los del mundillo atlético y de la noche). La desgracia de otro (Martín se ha puesto enfermo) hace que vuelva a un Campeonato de España. Sólo deseo que lo disfrute como él sabe y que le anime a seguir sobreponiéndose a las zancadillas que la vida atlética le ha ido poniendo. Para mi será un  placer (o incluso dos) estar allí con él. 

Nos vemos el domingo en Gijón.

Salut

lunes, 13 de febrero de 2012

Antídoto Contra el Frío

Los entrenamientos pasan y los kilómetros pesan, la motivación aumenta al ver que mi cuerpo absorbe y asimila cual esponja cada sesión de trabajo; pero, como ya comentara en este blog, este tipo de vida te absorbe y apenas te deja fuerzas para otra cosa que no sea recuperar de cara a la próxima paliza. 

No obstante, una de las cosas en las que más he progresado es en la asimilación de las cargas de trabajo. He incrementado notablemente los kilometrajes semanales, pasando semana tras semana de 140 km; pero lo más importante es que para ello no he tenido que bajar en ningún momento los niveles de intensidad de los entrenamientos. Más bien creo que dichas intensidades han aumentado proporcionalmente a los volúmenes. Esas cosas no salen en los resultados de las carreras, al menos explícitamente, son parte de esos pequeños logros personales que te mejoran como atleta y te acercan un poco más hacia ese sito al que te diriges.

En estos día de frío y lluvia a todos nos cuesta un poco más salir a entrenar. Los objetivos marcados a fuego en nuestro calendario asomando a la vuelta de la esquina ayudan mucho; pero, de cuando en cuando, hace falta un extra de motivación. Algo que nos recuerde que hay que seguir adelante, que el camino no se va a  andar él solo.

El vídeo que os pongo a continuación despierta ese "algo" interior que hace que me olvide de todo lo malo que pueda pasar dentro y fuera de mi; y salga a continuar persiguiendo mis sueños.

Para los damnificados por el sistema de enseñanza de idiomas en España. Os traduzco lo que dice el locutor de radio mientras la protagonista, Joan Benoit (primera Campeona Olímpica de Maratón), sale por la puerta. "Joan Benoit ganó el maratón de Boston el lunes con el record del mundo femenino en 2:22.32...¡Ey! si nos estás oyendo...¡Así se hace Jonie!" 


Dejo que cada cual sienta libremente...Feliz semana a todo el mundo.

lunes, 6 de febrero de 2012

Uno de Esos OTROS Días


Hace menos de un mes salía de Amorebieta con la sensación de que, por alguna extraña razón, mis fuerzas habían decidido tomarse un descanso sin avisarme y habían dejado que mi cuerpo vagara, envuelto en un velo de sufrimiento y frustración, por las verdes campas de Jauregibarri. Lo que no sabía es que esas mismas fuerzas, que en aquella mañana de Enero se habían tomado unas vacaiones, tenían previsto regalarme todo su potencial productivo en la jornada de ayer.


Han sido meses de mucho entrenamiento, muchos kilómetros, mucho cansancio, pero sobre todo de mucha ilusión y felicidad. Que todo ello salga a relucir en el día indicado de forma tan espléndida como me sucedió  ayer es, como todos los que alguna vez nos hemos dedicado a esto, un caso muy poco habitual. No obstante, así fue. Ayer, para mi, ni llovía, ni ventaba, ni hacia frío; los charcos no mojaban y la hierba alta y pesada devolvía mis pisadas con la misma fuerza que el agradecido tartán. En estas condiciones la confianza no hace más que crecer y crecer; poco te importa si llevas detrás al mejor crossero asturiano poniendo sus pies sobre tus pisadas antes de que las gotas de agua de los charcos se hubieran posado; harían falta más de 11km y mucha más agua para hacer que te diluyas.

De todos modos, tal y como ocurrió en Amorebieta, sabes que esto tampoco es lo habitual. Eres consciente de que, como dijo un sabio cántabro, "ni entonces eras la última mierda que cagó Pilatos, ni ahora eres el Bayer Leverkusen". Sin embargo, el cuerpo no da más de lo que tiene, de modo que la cuestión es ser capaz de sacarlo en cada carrera. Puede que no resulte tan fácil como ayer, pero sabes que está ahí y ese debe ser tu objetivo en cada carrera. Ni ganar ni perder, solo dar lo mejor de ti.

Comentaba ayer en la previa de la carrera que, pasara lo que pasara, el camino iniciado a finales del pasado verano (mucho antes de aquel "primer gran paso" de Lugones) había sido un éxito total. Mi intención era la de alcanzar la cima planteada por la vía de volver a ser fuerte y competitivo en el cross regional. Ese camino ya ha sido satisfactoriamente recorrido; y la victoria de ayer no es más que la guinda que adornaba el pastel. Veamos si ahora el acceso a la cumbre está más despejado.

No podría finalizar sin agradecer enórmemente su presencia a todos aquellos enamorados del cross que ayer fueron a compartir nuestra aventura al, desde este domingo, rebautizado Parque "Pluvial". Un gesto a tener muy en cuenta.

Espero que alguno de los que tenía el Cto de España en su punto de mira no se asuste al ver las fotos.

Próxima estación...Marina D'or, "Ciudad del Pelotazo" (A ver si lo pegamos nosotros)

domingo, 5 de febrero de 2012

Reflexiones en Capilla

Tras ocho buenas horas de sueño, un par de millas de carrera para activar el organismo y un buen desayuno, comienza la cuenta atrás definitiva para la carrera de hoy, primera de una serie de cuatro que, durante los próximos 28 días, juzgaran si el trabajo realizado durante este invierno ha sido o no correcto. Pero esta vez no es eso lo que siento, cierto es que me importa, pero no deja de ser una fase más del proceso; si bien es la más pública y trascendente, el fallo en ella no empañaría lo logrado en el camino.

Hoy hace 3 meses que volví de Kenya, allí comencé un largo viaje que pretendía me llevara al reencuentro con el Marcos enamorado de este deporte, aquel que disfrutaba con lo que hacía y que no conocía el significado de la palabras angustia, fracaso o desesperación. No se trataba de ganar carreras, sino de disfrutar con el proceso, ser capaz de apreciar la mejora como atleta más allá de los logros competitivos, centrado únicamente en las actitudes. Participar activamente del crecimiento día a día; y sentir como, hasta en los días de descanso, mi potencial crecía y crecía. En esa línea estoy plenamente satisfecho. Además, ha sido ese disfrute del proceso de elaboración lo que ha traído consigo la frescura necesaria para triunfar en los momentos clave, pero sobre todo la capacidad para sobreponerme a los pequeños reveses. Antes había que esperar largas y angustiosas semanas hasta la siguiente carrera para resarcirse, ahora pronto llegaba el día siguiente en el que podía volver a sentirme aquello que soy, ATLETA.

Hoy Gijón amanece gris y lluvioso, no es así como veo mi futuro. Comienza pues el espectáculo y esta vez no me lo pienso perder. 

martes, 31 de enero de 2012

Lo que nos espera en Gijón

Hace ya 39 años que Gijón acogió por última vez el Campeonato de España de campo a través. Antes lo había hecho en otra ocasión, allá por 1929. En la edición del 73 grandes nombres de nuestro atletismo, como Mariano Haro y Carmen Valero, se hicieron con los títulos absolutos; y otro no tan conocido por aquella época, como José Luis González, se llevaba el triunfo en categoría juvenil.

Mucho tiempo ha pasado ya desde esta última visita del campeonato nacional. La ciudad que vio aquella edición se ha transformado. Ha crecido, se ha rodeado de asfalto y carreteras, se ha lavado la cara y evolucionado, incluso se ha agujereado por debajo. Imagino que con la que está cayendo pronto le podremos sacar algún beneficio a esos refugios antiaéreos que trajeron las vacas gordas. No obstante, como atleta que soy, el cambio más triste ha sido la desaparición del circuito que albergó aquellas carreras del 73 (creo recordar que fue en la Universidad Laboral, que me corrijan si me equivoco) tristemente engullido por el asfalto de unos aparcamientos. Sin embargo, en mi opinión (que es la mía), esta mi ciudad sigue siendo un auténtico paraíso para el running. 

Buena muestra de ello es el precioso Parque Fluvial. Oasis de paz en mitad de la jungla de cemento. Lugar idílico para pasear y relajarse, pero sobre todo para correr. Éste es el sitio escogido para la disputa del 94º Campeonato de España de campo a través. Será su debut como circuito de carreras; y para que todo salga como es debido y el terreno se vaya haciendo una idea de lo que le espera, este próximo fin de semana se disputará allí el Campeonato de Asturias de la especialidad. 

Ayer durante mi rodaje matutino pasé por allí y saque algunas fotos para ilustrar un poco lo que nos espera.


Lo que vemos en la imagen es la zona de la salida y la meta, es bastante amplia. El circuito iría hacia los edificios del fondo, pegado al camino de grijo que que se ve a la derecha.


Tal como se ve en la fotografía, durante el recorrido hay algunos árboles que dificultan el trazado. Desconozco si se tomará la decisión de dejarlos donde están, incluyéndolos en el circuito (espacio hay), o se quitarán de forma temporal para las carreras.

Esta zona tiene tendencia a encharcarse bastante. En su día se inundaba cada vez que llovía, formándose en el centro un precioso laguito, que hacía las delicias de las aves de la zona. Este punto se ha solucionado en gran medida; y tras mejorar el sistema de drenaje, los patos se han tenido que buscar otra ubicación en los días de lluvia. De todos modos, la mencionada tendencia a acumular agua sigue existiendo.

El circuito continua discurriendo paralelo al camino, el cual queda a la derecha del trazado, y al río que atraviesa el parque, que se va dejando a la izquierda.





Finalmente, tras esta larga recta de unos 800 metros llegamos al punto más lejano del circuito. En la imagen superior se correspondería con la torre de electricidad del fondo. Allí se sube un pequeño desnivel, que se puede apreciar en la primera imagen de abajo; y se da la vuelta hacia la "contra recta" del recorrido.

Pasamos a correr pegados al camino de la derecha, en la segunda imagen.



A los 100 metros de ese giro de 180 grados, y por tanto 900 del punto de salida, nos encontramos con el primero de los dos puentes de madera que habrá que cruzar .
Sobre el camino y sobre la madera se colocarán tiras de hierba sintética de un campo de hockey que se está cambiando en una instalación cercana. Así que no temáis por la elección de clavos, aquí entra lo que os apetezca poner.

El paso no es muy ancho, pero hay hueco de sobra para pasar. No lo contemplo como un obstáculo excesivamente incómodo.



 Al salir del puente giramos a la derecha, y nos dirigimos hacia el espacio que se ve en la imagen entre la papelera y el poste con el cartel naranja.



Esta segunda mitad del recorrido, aun siendo la menos transitada, es la que mejor está para correr. Hierba realmente corta y terreno mucho más compacto y estable.


Al final de la recta que se ve en la fotografía, se hace un giro a la derecha y se encara el único repecho importante del circuito. El cual se observa en la imagen inmediatamente inferior.



Se sube por el camino natural marcado por los árboles que se ve a la derecha de la primera imagen. En la parte alta se corre siguiendo la línea de casas y se vuelve a bajar pegado al edificio que se ve al fondo de la segunda imagen de arriba.

Posteriormente se encara la recta que vemos en la fotografía de abajo. El terreno tiene un cierto desnivel lateral, como se puede apreciar en la imagen. Por lo que hay que correr levemente inclinado. 

A la altura de la última casa que aparece en la fotografía anterior se gira hacia la izquierda, para afrontar la última parte del circuito. Hay un pequeño desnivel favorable que no se aprecia muy bien en la imagen de abajo, pero que puede ser complicado; porque, según por donde se trace, pueden haber que pasar sobre unas planchas de piedra un tanto puñeteras.

Esta es la parte final de lo que hemos denominado "contrarecta". Se iría por el hueco entre los dos árboles que aparece alineado con la papelera azul; y se va a saltar la pasarela que se ve al fondo (la cual se aprecia mucho mejor en la imagen siguiente).

Se va a colocar una rampa para subir y se va a reforzar la pasarela para que no se hunda. Al otro lado se saltará tipo ría. No es muy alta, así que los que tengan pánico a las alturas...no temáis.


Para finalizar, tras el salto de la pasarela nos encontraremos con el segundo puente del trazado. Misma historia de antes. Planchas de hierba artificial, ancho más que suficiente, un "obstáculo" muy bonito y poco perturbador.


Y ya al salir del punte, giro a la izquierda y recta de meta.(Imagen final)


Se trata de un circuito engañoso. En mi opinión, alejado del típico circuito de velocidad que tanto se estila últimamente. Yo lo asemejaría más a Amorebieta que a Toro, Soria o Atapuerca. No es un cross puro del norte, pero con algo de agua se puede poner la cosa muy peliaguda. De todos modos, este próximo día 5 de febrero se disputará aquí el Campeonato de Asturias de cross, y podré dar una opinión más real de lo que es y no es el circuito. Por cierto, es carrera de participación abierta, de modo que el que no tenga nada mejor que hacer se puede pasar a correr por el recorrido del Campeonato de España; y de paso visitáis la ciudad "que ye mu güapa de ver".


Os dejo, la info del campeonato y un plano del circuito.


domingo, 29 de enero de 2012

Cambiando el Chip

El deporte y la vida en general son realmente curiosos y, en cierto modo, caprichosos. Hace un año me estrellaba fin de semana tras fin de semana contra la artificial barrera de los 8 minutos y 10 segundos; que separaba a los atletas que iban a participar en el nacional de 3000 metros en pista cubierta de los que no.

Esta mañana, sin expectativa alguna ni preparación específica para el evento, he cubierto los 3 kilómetros más rápidos de toda la temporada; y lo he hecho de manera consecutiva, para realizar una mejor marca personal de 8:08.77.

Lo mejor de todo es que, a pesar del enorme nivel de la prueba, he corrido prácticamente solo los 2 primeros kilómetros; el año pasado pensar en salir sin liebre era para mi algo inconcebible. Al ser superado por un compañero a falta de 1000 metros, no solo no me he hundido (cosa más que segura hace 12 meses); sino que he sido capaz de dar ese poquito más que había en algún lugar dentro de mi. 

El resultado, no por sorprendente, es inesperado. Tenía la convicción de que, a pesar de no estar centrando mis esfuerzos en la pista, podría hacer un buen papel. Y esa convicción, aun que tambaleante de camino a la salida, fue la que me llevó a la mejora de hoy.
Esfuerzo en el último 300, cortesía de Suáres-Gosáles photography

Conclusiones: 

1) Se cumple el principio de acumulación del entrenamiento deportivo. El resultado de hoy viene, más allá del enorme trabajo realizado hasta la fecha en la temporada 2011/2012, del impecable y poco premiado entrenamiento hecho durante la campaña pasada. 

2) Tengo mucho que aprender y muchos mitos, aceptados con el paso del tiempo, por derribar acerca del atletismo. El cuerpo, ni por tanto su preparación, son tan simples como a la mayoría nos han enseñado desde el saber atlético popular.

3) Gane o pierda, quede 1º o quede 6º, sigo mejorando y creciendo como atleta. Además de en marcas, en actitudes. Eso es lo primordial.

4) La convicción es el arma más importante de que dispone un deportista bien preparado. Dudé de mi en los instante previos a la carrera y eso me hizo quedarme cortado. Al final, lo que me sacaron en el primer kilómetro fue lo que me sacaban en campana. Eliminar miedos, controlar emociones, pasa a tener un papel prioritario en mi desarrollo como atleta.  

5) Asturias no está tan mal. Podium de 3000 con tres atletas sub 8'10 (de la Coba, Alonso y el que suscribe) parece un halagüeño resultado para el fondo regional. Por otro lado, tres verdinegros por debajo de esa misma barrera (los dos últimos de antes y Alaiz), unidos al dulce estado de forma de Pablo Alonso Bendito y a la más que segura mejoría de Bayón, aparte de la aportación inestimable de los outsiders (Julio Cesar y del Caño); hacen que las previsiones de cara al nacional de cross corto por escuadras sean muy optimistas. Podemos sacarnos la espinita de los dos últimos años, quedándonos al pie del cajón, y reeditar el histórico logro de 2008. Pero como todo lo de esta tierra, será conseguido con el trabajo del día. Ni antes ni después.  

Ahora toca meditar sobre si el nacional de cubierta encaja en mis planes. No obstante, creo que, por lo que sufrí el año pasado no estando en la cita, merezco darme el gusto de hacerle un hueco.

Clasificaciones del Campeonato de Asturias de "Pista Cubierta".

miércoles, 25 de enero de 2012

Andan días iguales persiguiéndose

Levantarse, desayunar, estudiar, entrenar, comer, dormir, estudiar, entrenar, cenar, dormir y vuelta a empezar. Un bucle que se repite día tras día desde hace tanto que ya ni lo recuerdo. Es el precio que hay que pagar por tener el lujo de vivir tus sueños.

Me he convertido en un autómata que ejecuta el algoritmo marcado y no razona los porqués. Soy una máquina preparada para explorar los límites conocidos de mi rendimiento. No acepto el cansancio ni la razón. Soy inmune a los ataques de mi instinto de supervivencia que me pide que pare. No pienso, tan solo ejecuto. El filo de la navaja es mi hábitat, y sobre él me desenvuelvo como lo haría el mejor bailarín sobre sus 100 metros cuadrados de escenario.

Pronto llegará el momento de dejar de estar diluido en esa rutina y ver, al fin, si esta travesía por el desierto me ha llevado más cerca de la Tierra Prometida.

Por el momento toca ejecutar la orden "entrenar".

lunes, 9 de enero de 2012

Uno de Esos Días

Amorebieta, 8 de Enero de 2012

Amanece y todo parece estar en su sitio. Has descansado, estás pletórico, sientes que todo está listo para la batalla y te alegras de poder disfrutarlo. 

Las cosas van saliendo rodadas. Un buen desayuno, viaje entre risas al circuito, llegada al mismo con el tiempo suficiente para relajarte, hablar distendidamente con los compañeros, que en breves instantes serán rivales, y prepararte con toda la calma del mundo para el calentamiento. 

Apenas necesitas activarte, trotas con unas sensaciones increíbles y piensas: "Hoy me como el mundo". Tienes tiempo de sobra para hacer el calentamiento como a ti te gusta; sin prisas, sin estrés, concentrado en cada ejercicio. No hay barullo en la cámara de llamadas y la pasas sin largas colas, ni heladoras esperas. Las últimas progresiones terminan por confirmar el momento dulce que estás viviendo.

Y entonces suena el disparo y se apagan las luces. Empiezas a dar tumbos dentro del pelotón, incapaz de encontrar un metro de terreno sobre el que apoyar el pie correctamente y comenzar a correr. La primera rampa se vuelve un muro eterno bajo tus pies. Tratas de engancharte infructuosamente a grupos de atletas que, tras el siguiente giro, se alejan de ti con la misma facilidad que anteriormente te cazaron. Todo a tu alrededor va a una velocidad distinta a la que tu cuerpo te marca; y no tardas en comprender que hoy será un día duro. 

Hay más de 9 kilómetros por delante y te dispones a vivir una nueva realidad, mucho más dura de la que habías previsto. Pero la esperanza de que, con el paso de las vueltas, las fuerzas vuelvan a ti por el mismo sitio que se fueron; hace que sigas sufriendo, alejándote lo más posible del muro de enfangados y duros metros que te queda por delante. Pero el tiempo pasa, por desgracia lentamente, y la cosa no hace más que empeorar. Te sumes en una espiral infinita de malos pensamientos, contra los que luchas para poder seguir avanzando. Sabes que nada está en su sitio, pero empiezas a dudarlo. Te sientes "la última mierda que cagó Pilatos", que diría el filoso cántabro. Esa carrera interior, paralela a la que estás disputando, te desgasta más aun que las rampas, los charcos y el barro.

Pero por suerte, todo se acaba y el dolor de piernas acalla, feliz y eficazmente, el ruido mental. No hay conclusiones que sacar, ni razonamientos que hacer. Tan solo un día duro en la oficina, pero un día más al fin y al cabo.

Clasificaciones y fotos por Josluga


sábado, 7 de enero de 2012

Rumbo a Amorebieta


Siempre tengo una buena sensación cuando me dispongo a encaminarme hacia el País Vasco. Sobre todo, si es para competir. Las carreras allí siempre son especiales. Hace tiempo fueron sinónimo de grandes actuaciones, pero con el paso de los años también ha habido algún que otro fiasco.  No obstante, el ambiente que se vive allí es difícil de igualar. Es una cultura deportiva, que de extenderse al resto de España otro gallo nos cantaría.

Esta vez el destino es Amorebieta. Viajo a esta localidad de Vizcaya para disputar uno de los crosses míticos del calendario nacional, el Cross Internacional de Zornotza (llamado así por ser el nombre del club organizador). Se trata de un recorrido permanente y que tiene a sus espaldas 57 ediciones, incluyendo un mundial en el año 1993. En el video se pueden ver a grandes nombres del atletismo como Haile Gebreselassie, Khalid  Skah o nuestro Martiz Fiz.

El circuito es precioso y puede ser o muy rápido o un verdadero cross norteño, duro y embarrado. La climatología lo dirá. Esta será mi segunda participación. En la anterior, hace 2 años, sufrí uno de esos días duros y corrí por primera vez sobre nieve. Lo cierto es que fue una bonita experiencia. Y guardo como oro en paño las fotos de la carrera. Y casualmente buscando el video del mundial encontré este otro.



El circuito de Jauregibarri me espera. Mañana a la una de la tarde es la cita. Con un duelo estelar en la cabeza de carrera y lo más florido del atletismo patrio batiéndose el cobre por detrás.

Feliz fin de semana a todos

viernes, 6 de enero de 2012

Ilusiones de la Mañana de Reyes


El agua de la ducha golpea mi cara al igual que hace poco hacia lo propio la fina llovizna costera. Las manos vuelven a la normalidad, tras retornar a ellas la sangre, trayendo consigo un dolor punzante. Llega la calma a mi cuerpo y parece que los kilómetros que acabo de recorrer fueron tan solo un sueño. Pero mis piernas están muy cansadas y me piden tregua. Termino por ceder y acabo sentado bajo el torrente de agua cálida.

Recuerdo los días de Reyes de cuando era un niño. Aquella mezcla de ilusión y ansiedad que eran capaces de levantarte de la cama a horas a las que cualquier otro día no serías capaz de articular palabra. Pero allí estábamos, mi hermana y yo, más activados que a la hora del recreo. Movidos por la inquietud de qué habría en aquellos paquetes que se veían al otro lado del cristal de la puerta del salón.

Esas ilusiones, que nos mueven y que son capaces de sacarnos de la cama cada día a la hora que sea, acaban por cambiar, por difuminarse y, en el peor de los casos, por desaparecer. Pero puedo decir que aun sigue habiendo cosas que me ponen en marcha cada nuevo despertar; y el dolor punzante que ahora siento en el cuádriceps me recuerda el precio que he de pagar por mis pasiones.

A lo lejos, en mi habitación, suena el despertador. Son las 8:30. Pachelbell y su Canon me sacan de mi ensoñación. Empieza el resto del día de Reyes. De aquí en adelante ya todo es ganancia. Si no os gusta lo que SSMM os han traído, regalaros un porqué.

Feliz día.

domingo, 1 de enero de 2012

Una San Silvestre Vallecana de Claroscuros


Durante mis clases en el máster de formación del profesorado, aprendí que a la hora de realizar una crítica a un trabajo de un alumno, había que utilizar la “técnica del sándwich”. Esto es, empezar por señalar algunos aspectos positivos, a continuación meter las críticas, correcciones o problemas; para finalizar con una conclusión de nuevo positiva.

No se me ocurre mejor manera para hacer un análisis de mi participación de ayer en la San Silvestre Vallecana. Así que empecemos con lo bueno.

Mejor marca personal sobre 10 km. La prueba está homologada; por lo tanto, mis  30:16 son totalmente legítimos como nueva personal best. Decimosexto puesto en una carrera de gran nivel entrando muy cerca e incluso superando a atletas que, hace poco más de un mes, me sacaban hasta dos minutos en Atapuerca. Y sobre todo, con fuerzas en la recámara que me permitieron acabar muy fuerte.

Y esto último me lleva al jamón y al queso del sándwich. Es decir, a la lista de contras.

Sigo sin medir bien las fuerzas, siempre peco de ser excesivamente reservón. No me adapto a la exigencia de este tipo de competiciones, en las que desde el primer kilómetro tienes que ir al límite. Siguen superándome psicológicamente.

Ayer la crisis llegó en el cuarto kilómetro. Mis piernas respondían, pero me sentía totalmente descontrolado. En los primeros kilómetros la pendiente es tan favorable que era hasta incómodo para correr. Tenía molestias estomacales, varios puntos de flato y un frío horrible. No me veía cómodo en el grupo en el que viajaba y las advertencias que me habían dado acerca de los dos últimos durísimos kilómetros hacían que no las tuviera todas conmigo sobre si mis fuerzas iban a ser suficientes. Así que, en uno de los innumerables cambios de ritmo que se iban dando me desentendí y busqué un ritmo en el que me pudiera encontrar más a gusto. Las cosas empezaron a mejorar y pronto comencé a ubicarme en la carrera.

Las calles se estrechaban cada vez más por el gentío y mi vaso de fuerzas empezaba a parecer medio lleno. En estos momentos hubiera agradecido tener un reloj que me situara en alguna referencia kilométrica; así como un mayor conocimiento del circuito que me confirmara definitivamente si iba con la gasolina suficiente para afrontar las empinadas rampas vallecanas.

Definitivamente las cuestas no cumplieron en absoluto las expectativas que había generado; y terminé por quedarme sin metros para vaciarme.

No cumplí el objetivo sub-30, y me duele especialmente por ser una marca muy a mi alcance. Ayer era el día para ello y la falta de confianza en mi mismo hizo, unido a un estúpido miedo a quedarme vacío, que no pudiera romper al fin esa barrera.

A pesar de todo esto, la situación es verdaderamente halagüeña. Estamos a principios de enero y estoy mejor que nunca por estas fechas; y, sin duda, lo mejor es que aun tengo mucho margen de mejora. Siento que puedo seguir progresando tanto en los entrenos como en las competiciones. Tengo un buen plan, confío en él y todo está saliendo acorde a lo planteado. De modo, que solo tengo que seguir trabajando y las cosas buenas vendrán.

Me hubiera gustado que esta entrada fuera mucho menos descriptiva. Poder escribir algo especial sobre mi experiencia vallecana. Pero, lo cierto, es que no sentí nada distinto a lo ya conocido ayer. No fue la carrera diferente que todo el mundo me había vendido y que yo había imaginado. Deduzco que, al igual que ocurrió con las rampas vallecanas, las expectativas eran tan altas que la realidad fue incapaz de cumplir con ellas. No obstante, me queda una espinita clavada con esta carrera y a buen seguro volveré. No se si en un año o  habrá que esperar más, pero lo que está claro es que pronto nos veremos en las calles de Madrid.

Féliz 2012 a todos.